Archivo de Noviembre 2011

Dyos bo’otik (gracias)

 María Montessori tenía una sociedad ideal en el corazón, la llamaba “sociedad por cohesión”, una comunidad integrada por seres conscientes de su lugar en el cosmos y su tarea para la ayuda a la vida.

Queremos agradecer a la Comunidad Montessori de México la ayuda que nos brindan.  Cuando muchos granitos de arena se juntan, forman inmensas playas hermosas como las de nuestro Akumal.

Abiertos para recibirlos cuando quieran, aquí en nuestro espacio virtual o en cuerpo y alma en nuestro colegio, les damos un gran abrazo.

Dyos bo’otik,
Niños de Otoch Paal

Movimiento que desarrolla habilidades en un ambiente preparado

Todos los organismos, lenguaje, coordinación de movimiento, creación en el medio ambiente, etc., son desarrollados por separado uno del otro. Es por eso que el niño que está desarrollando el lenguaje, no está desarrollando sus pies para caminar. Luego comienza a mover sus manos y a usarlas activamente, sus pies no se usan. Cuando empieza a orientarse en el medio ambiente, no está desarrollando su lenguaje o su habilidad para caminar, etc. Todo el desarrollo se da por separado y es característico y específico en ciertos periodos. Es lo mismo con el desarrollo psicológico. Los órganos de la personalidad se desarrollan de manera independiente uno del otro. Después todos se unen al servicio del individuo. Tenemos desarrollo independiente y después unificación de nuestras adquisiciones. Todos estos desarrollos son conquistas de nuestro individuo, especialmente aquellos que se refieren a la unificación de la personalidad. Puedes tener un desarrollo pobre en una cosa, por ejemplo lenguaje. El lenguaje se desarrolla de diferentes maneras, esta es la parte interna, la cual es mucho más rica que la parte externa. Podemos tener pobreza en la parte del desarrollo interno o correlación incorrecta con el mecanismo externo del habla, dando imperfecciones en la pronunciación, tartamudeo, etc. Podemos tener imperfecciones similares en el desarrollo de las manos. Algunos niños pueden usar sus pies bien, correr rápidamente, etc., mientras que no son capaces de usar sus manos correctamente.

El niño tiene todas estas habilidades potenciales las cuales pueden ser desarrolladas tan bien o tan mal, pero son desarrolladas de manera separada. Cuando el periodo para el desarrollo de cada una de ellas se termina, el niño se establece en el medio ambiente y todas sus adquisiciones son usadas y unificadas. Este es un periodo de gran actividad. Si el niño no tiene oportunidad para la actividad, los diferentes órganos que se han desarrollado de manera separada, se quedan separados, no se unifican. No hay unificación de la personalidad, vemos a la inteligencia actuar sin propósito. Los movimientos también son sin propósito, la mente y el cuerpo no están correlacionados. El movimiento no está correlacionado con el propósito. Mente y cuerpo no están correlacionados. La inteligencia va sola y el movimiento va solo. Los niños que no pueden utilizar movimientos coordinados para un propósito inteligente, destruyen todo. Quiebran todo porque la actividad muscular no está correlacionada con la mente. Si se desea que más tarde el individuo logre actuar con propósito en el ambiente, todas sus capacidades deberán fundirse, unirse, deberán actuar juntas en unidad. La inteligencia y el movimiento deben actuar juntos. Entonces todas las diferentes habilidades son desarrolladas de manera separada y luego deben de ser unidas en la individualidad. Estos poderes son unidos en un nivel bajo y luego el individuo debe de tener las oportunidades para desarrollarlas a un nivel alto.

Los niños deben de ser motivados y estimulados a desarrollar el medio ambiente. Si no hay motivación y no hay estimulo ellos se convertirán en seres apáticos, melancólicos y sin interés. No desarrollaran la totalidad de su responsabilidad.

“Conferencias de Maria Montessori, Londres 1946”

Fotografía de Maribel Martínez.

Trabajar para encontrar el propio deber

Las leyes para gobernar el universo pueden ser hechas de manera interesante y maravillosa para el niño, hasta más interesantes que cosas en sí mismas, y él empieza a preguntar: ¿Quién soy?, ¿Cuál es la tarea del hombre en este maravilloso universo?, ¿Vivimos aquí meramente para nosotros mismos o hay algo que debemos hacer?…

Verdaderamente no es una novedad, ya que ha sido el plan natural donde haya habido educación en el real sentido de la palabra….primero para que a los niños les sea enseñada la creación del mundo y el lugar del hombre en él, tanto como estas preguntas puedan ser respondidas en la luz religiosa o filosófica. La respuesta ha sido siempre lo que es hasta ahora, ¡Dios te ha mandado al mundo para trabajar en tu propio deber!

¿Es la humanidad el único parásito que vive entre complicaciones inútiles y trabajo inmenso sólo para mantenerse vivo?, ¿Es posible que sólo el hombre gaste su corta vida sufriendo en su mundo terrenal sin propósito alguno? Esto no puede ser así. Es evidente que la teoría cósmica debe incluir también al hombre entre los agentes de la creación….la inteligencia humana se ha convertido casi en todo poderoso y hoy ha llegado a un punto donde puede dominar las energías del mundo y penetrar los secretos mas íntimos de la vida.

Por ello, en lugar de ser un parásito, él es el único que no solo disfruta del medio ambiente, sino que es el agente más activo que esta destinado a modificarlo y perfeccionarlo. Su energía es todo poderoso y a través de sus intentos se ha transformado a si mismo al grado de poder realizar los milagros de una nueva creación.

Si comparamos las condiciones de la Tierra antes de la aparición del hombre, tal como lo conocemos ahorita, nos damos una idea del poder de la humanidad como un agente cósmico. Aún cuando el lapso de existencia de la humanidad, siendo comparada con la longitud de la época geológica, muestra a la humanidad ser tan joven para permitirnos decir que esta solo en los inicios de su tarea cósmica.

María Montessori “Educar el Potencial Humano”

Fotografía Gabriela Garza.